Pompi Caputo

Navegando entre brumas

Me desperté muy temprano ese día, había una niebla muy cerrada, me fui al río. Me detuve en la costa, frente a mí se adivinaban los juncos y más allá seguramente el río. Las gotas de la neblina me mojaban toda, la sensación de no ver, pero de sentir me permitió ver mucho más. Los velos comenzaron a caerse de mi mente.